Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

lunes, 8 de marzo de 2010

DESMADRE

DESMADRE

No voy a hacer una crónica de la quedada pues eso ya lo ha hecho, y de forma magistral como siempre, nuestro amigo Cantalicio.
Sólo quería dar mi opinión sobre la misma, y lo primero que tengo que decir es que a mi me gustó. Si que es verdad que hicimos mucho ruido, que la calidad musical de lo que salió de ahí puede que deje mucho que desear, aunque no me parece muy serio aplicar una sesuda crítica musical a un grupo de amigos que se reúnen una vez al mes para pasárselo bien.
Decía, que me había gustado el ambiente de esta última quedada, y una de las principales razones es porque por primera vez en mucho tiempo he visto participar a todo el mundo. Espontáneamente cada cual se sumó a la movida, según sus posibilidades pero sin complejos. Probablemente, si hubiésemos hecho esto en las juntadas de los dos últimos años, actualmente el ruido sería más soportable (o tal vez no querríamos volver a vernos nunca más), de todas formas creo que merece la pena intentarlo. Si no tocamos nunca lo sabremos. Esta es la actitud que según mi opinión nos animó a comenzar a reunirnos, hace ya bastante tiempo, y que afortunadamente he visto volver a renacer.
El nexo de unión entre todos nosotros, aparte de nuestra amistad por supuesto, es naturalmente nuestra afición por la música andina, pero por encima de eso creo que está nuestra afición por la música en general. El que en un momento dado suene Deep Purple con una quena (que no era Deep Purple, era Led Zeppelin) no me parece ningún desmadre. Los instrumentos están hechos para hacer música y pienso que no está mal que se les busquen nuevas posibilidades aparte de las tradicionales. No seré yo quien ponga puertas al campo en ese sentido, aunque personalmente no tenga mucha capacidad para hacerlo.
En fin, que está bien que la gente se anime. Vale más, en este caso, el “desmadre” todos juntos si eso le sirve a cada uno para avanzar un poco en la difícil tarea de conseguir hacer música, que contentarse con admirar la perfección de unos pocos. Para esto último ya están los conciertos.

Salud, compañeros. A seguir haciendo ruido. Por muchos años.

Carba.

3 comentarios:

  1. ¡Olé! Carba, me sumo a tu comentario.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me parece que tanto el comentario de Carba como la respuesta de Tino están fuera de lugar. Yo he participado siempre que he querido, y he tocado lo que me ha apetecido ( y no toco las de la tuna, por que no me las sé... ), y por supuesto que también he admirado a otros, que también a eso voy a las quedadas.

    Al menos yo, pienso que nos deberíamos centrar en lo que nos une, y no en lo que nos separa, que si encima de que somos tantos en ésto de la música, nos esforzamos en dividirnos, pues apaga y vámonos!.

    Que somos capaces de tocar solos lo llevamos demostrando años! cada uno por su lado, puede que merezca la pena esforzarse por hacerlo juntos, creo yo.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  3. Solo nos faltaba mosqueos entre nosotros, troncos.
    No os calenteis la cabeza.
    Pepe esta mas cargado de razon que Dios de misericordia. Yo tampoco toco mas porque no me las se, y nunca me senti cortado.
    Sigo pensando que cuantos mas seamos, mas nos reiremos.

    ResponderEliminar