PRÓXIMA QUEDADA: 14 de Octubre, Bar el Pilar - Deva (Gijón)

sábado, 21 de enero de 2017

DE LOS ANDES AL AMAZONAS. Arte popular y curiosidades de América del Sur



Nuevamente (aunque esta vez en Oviedo), tendremos la oportunidad de contemplar la colección de recuerdos personales de Jose Mª Fernández Díaz Formentí, objetos traidos de sus viajes por América del Sur durante 37 años.

Esta muestra podrá verse en la Antigua Plaza de Pescado de Trascorrales (rehabilitada por cierto maravillosamente para este tipo de cosas, mirad la fotografía) desde el 24 DE ENERO al 5 DE FEBRERO. Entrada libre y gratuita, gracias a la promoción y organización de la Universidad de Oviedo, al Ayuntamiento de la ciudad y a la Asociación de Estudios Americanos del Principado de Asturias.



Muchos de nosotros tuvimos oportunidad de ver en Gijón, concretamente en el CMI de El Coto (año 2014), una exposición anterior que quedó reflejada convenientemente en este blog.
Ahora volvemos a tener oportunidad de verla, ampliada con alguna pieza más (desde la colección de El Coto, hay un par de viajes más a Bolivia y seguramente la sala del centro municipal se quedó pequeña). Particularmente a mi me parecieron dignos de ver todos los textiles andinos y unos cuadros neobarrocos de estilo colonial cuzqueño (me encantan). Pero hay máscaras, réplicas de cerámica preincaica, instrumentos musicales, vasijas, atuendos ceremoniales, etc...


También hay una parte de la exposición dedicada a objetos de historia natural que es muy interesante.

Asociado a todo lo anterior, habrá dos conferencias apoyadas con diapositivas que impartirá Chema, una en el lugar de la exposición (día 27 de enero) y otra en el Aula Magna del edificio histórico de la Universdad de Oviedo (día 3 de febrero). Ambas a las 19:00h



domingo, 15 de enero de 2017

Ecos de la juntada de enero de 2017

Se celebró el sábado, día 14, la quedada correspondiente al mes de enero de 2017

A pesar de las inclemencias del tiempo, la asistencia fue nutrida.

La actividad musical anterior a la cena fue bastante escasa.

La cena, excelente, como es habitual. Había existencias de los sabrosos mejillones de la "Costa da Morte" que algunas veces están disponibles.
También desfilaron por la mesa unos sabrosos chipirones "afogaos" (SIN pico... Gracias, Blanca) y una generosa ración de pollo al ajillo. Acompañaba a todo ello una fuente de patatas bien fritas, y de las de verdad. Nada de esas patatas congeladas y prefritas.
Acompañaba al condumio el vino que nos suelen poner estas últimas veces (y que no es Chitón, sino Basagoiti).
Y bueno... tan tranquilos estábamos cuando Juan Luis decidió molestar a la mitad de la mesa levantándose para ir al baño. Luego nos enteramos de que, el muy ladino, había aprovechado el momento para acercarse a la cocina y pedir un par de raciones de gambas al ajillo que encantaron a todos los presentes. Acertada decisión, Juan.
A los postres, casi todo el grupo se decantó por alguna de las tartas que nuestros anfitriones elaboran con maestría. Tanto la tarta de nuez como la de almendra (y hasta el carajillo con nata) merecieron grandes elogios.

Como siempre que estamos en el piso de arriba*, la cena fue servida por nuestro amigo Jose, con su habitual derroche de simpatía y amabilidad. Como sabemos que él lee estas líneas, aprovechamos para saludarle y agradecer sus atenciones. Y otro tanto al resto del personal, que tantas deferencias tienen para con nosotros.

Bueno. Como de la panza sale la danza, después de cenar (y ya con los gin-tonic sobre las mesas) atacamos (¿o "atacameños"?) una nutrida selección de músicas andinas.
No puedo dejar de hacerme cruces respecto de la versatilidad y el buen hacer de Pablo Gonzalvo. Se sabe miles de canciones (pero enteras, ¿eh?) y lo mismo le da a la quena que a los sikus, el charango y hasta a la guitarra, si se tercia. Su interpretación de la "chacarera de las piernas" fue antológica.
En su ayuda, sobre todo para el tema de los sikus, acudieron Jose Valle, Jose Luis ("el Peli") y Chema, que también nos acompañó, derrochando música y esa honda sabiduría que él tiene acerca de todo cuanto tenga que ver con los Andes y sus manifestaciones culturales.

En las cuerdas, Juan Luis se encargó de suplir con su calidad nuestras carencias. Que son muchas, singularmente en el tema de las voces. Y para una voz bella -la de Carmen- que tenemos, la forzamos a entrar en unos tonos "asquerosos" donde le cuesta llegar. Con esfuerzo y todo, su aportación mejora sensiblemente el apartado vocal.

En cuanto al repertorio, los extensos conocimientos de Pablo lo han extendido ampliamente. Y así se interpretaron clásicos de Los Incas, Facio Santillán, Inti Illimani y mucho otros temas de esos que todos conocemos, pero que no son nada fáciles de interpretar.


A eso de la una y media se marcharon Pilar y "Peli" y a eso de las dos, Geni y el que esto suscribe. La quedada continuaba.