PRÓXIMA QUEDADA: 14 de Octubre, Bar el Pilar - Deva (Gijón)

viernes, 28 de octubre de 2016

Disco didáctico de Uña Ramos: "Initiation à la kéna"·

Hace más de un año de la publicación, en este blog, de las imágenes del disco "Initiation à la Kéna" de Mariano Uña Ramos, excelente aportación de nuestro compañero del Ayllu, Juan Quena.



En aquel post se decía que los audios del disco se publicarían en breve. Bueno.. no ha ha sido así. Hemos tardado más de la cuenta, pero aquí está (POR FIN) el disco completo.

Lo he comprimido en un único archivo con formato RAR. Dentro está los audios (en formato WAV) y las imágenes del álbum que contiene el disco. El archivo pesa 80 Megas.

Espero que sea de vuestro agrado.

Para bajar el disco, sólo tenéis que pulsar AQUÍ

domingo, 16 de octubre de 2016

Ecos de la fartura de octubre de 2016

Por petición expresa de varios miembros del Ayllu, la juntada correspondiente a octubre tuvo lugar en El Pilar, un entrañable chigrín de La Olla (Gijón)

La quedada del mes era especial por muchos y variados motivos:

- En primer lugar, íbamos a conocer a Jenny y Hilary, las niñas de Belén y Pepe. Maravillosas... y aún me quedo corto. Dos señoritas encantadoras, que estuvieron todo el tiempo risueñas y tranquilas, jugando a su aire y relacionándose con todos como si nos conocieran de toda la vida. Con una enorme autonomía y una naturalidad y simpatía impresionantes se ganaron a todo el grupo. Si hasta llegaron a bailar nuestra música, que ya hay que tener sentido del ritmo...
Nuestra más cordial enhorabuena a Pepe y Belén, a quienes se les veía felices con las pequeñas.

- Por otra parte, Pepe sigue empecinado en eso de cumplir años y no se le ocurrió otro día mejor para hacerlo que el 15 de octubre y hala... allí se puso a cumplir años, delante de todos nosotros. Hasta 46 llegamos a contar... Felicidades, Pepe.

- Juan Luis nos contó lo guay que es su nueva casa y los trabajos que le había supuesto la mudanza. Parece que es un lugar idílico. Enhorabuena, Juan.

- y por último... el corderu. Creo reflejar bastante bien el sentimiento de la tribu si digo que estaba -simplemente- exquisito. Sabroso, tierno, crujiente, jugoso, abundante... no se le puede pedir más. Víctor es un magnífico asador.
Lástima que no pudimos disfrutar del reservado que tienen en El Pilar y que es un lugar excelente para nuestros torpes propósitos. Aunque se debe reconocer que el lugar en que nos ubicaron nos permitió estar muy a gusto. En realidad, fuimos nosotros los que estorbamos bastante, en especial la entrada a los baños... Rogamos a El Pilar que nos disculpen.

En cuanto a la asistencia, fue numerosa. Al final nos juntamos diecisiete personas mayores y las dos niñas.

Antes de la comida no hubo música. El tiempo estuvo excelente y nos dedicamos a charlar y a tomar algo en el exterior del chigre.

Luego del corderu, el arroz con leche, la tarta de quesu, los cafés y los licores espirituosos empezó la danza (que sale, como todo el mundo sabe, de la panza)

Y la danza duró lo suyo. Hasta casi las ocho de la tarde... esta vez hubo más equilibrio entre las músicas andinas y las de más al Sur, gracias a la presencia y el arte de Mario Rivero que tocó la guitarra con su habitual maestría y recorrió los temas andinos, paraguayos y los de su querido folklore argentino.
En este apartado hubo hermosas interpretaciones de temas argentinos a cargo de Carmen, acompañada por la guitarra siempre justa de Mario. Excelente la interpretación de "Doña Ubenza" que, miren Uds. por dónde... me acabo de enterar de que es de autoría de Chacho Echenique, uno de los componentes del Dúo Salteño y no del Cuchi Leguizamón, como yo creía.
También Graciela, Javier y Katy apoyaron en estas interpretaciones.

No obstante, lo andino estuvo muy bien representado y hubo momentos en que aquello parecía una tropa de sikuris, con Pepe, Jose Valle, Juan Carlos, Peli, Chema y Juan Luis, que también acompañó todo lo acompañable tanto con charango como con guitarra e incluso con el tiple colombiano...

Inútil sería intentar hacer una relación de los temas escuchados, pero sí hay que mencionar que la presencia de Juan Carlos nos permitió escuchar esos temas imposibles que él interpreta con maestríay cuya máxima expresión es la polka paraguaya "Ángela Rosa"

La mayor amplitud en el repertorio tiene otro protagonista, Pablo Gonzalvo, que se sabe todas aquellas canciones que yo siempre quise aprender pero mi oído se resistía a sacar. Es un todoterreno increíble. Genial.

Para finalizar, dejamos nuestra impronta musical con un impresionante BIS en forma de unas excelentes tarkeadas (con apoyo de Juan Carlos y Elena en la percusión) cuyo final fue entusiásticamente aplaudido tanto por nuestros acompañantes como por el personal y clientela del bar (clientela que, todo hay que decirlo, quedó seriamente disminuida a lo largo de la tarde...)

Y por mi parte, aquí terminan los ecos aunque, como dijo el otru:

Forsi altro canterá con miglior plettro...