Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

domingo, 7 de junio de 2009

Ecos de la quedada del 6 de junio

Se celebró la quedada correspondiente al mes de junio.
Estuvimos pocos, pero buenos: José Manuel y Belén, Carba y Marisa, Manolo (que acudió en solitario), Toni (Incahuasi) y Julia, Paco (tiene mérito venir desde León para la quedada) No faltó Tino, y tambié estuvo Geni y el que esto suscribe.
Se echó de menos a un montón de gente: por supuesto, a Susana y también a Enrique y María, thc, Pepín y otros...

Instrumentos nuevos: Manolo presentó su charango de marca "El Chasqui", con una magnífica relación calidad-precio, aunque en esto tampoco se quedó atrás el charango de marca "Llajtamasi" (creo recordar) que llevó José Manuel, al que en adelante llamaremos Pepe, "el zamorano" porque al cambiarse de nombre por la de buenas me hizo creer que iba a ir a la quedada un andino nuevo.
Bueno, el caso es que Pepe, "el zamorano" llevó un montón de interesantes instrumentos. Un moseño "atacado por la termita psicópata" con un montón de reformas que lo han dejado "planchado" de afinación. Nos enseñó también un montón de sikus y un quenacho magníficamente reparado.
En cuanto a instrumentos, nos visitó un excelente luthier "Willy", que compartió sus conocimientos con Pepe y con Toni. Willy es un verdadero estudioso de los instrumentos andinos y de forma totalmente autodidacta ha desentrañado muchos de sus misterios. No es un gran comunicador, pero es un tío que sabe de lo que habla.

En la parte gastronómica, se volvió a los clásicos: Patatas tres salsas y mejillones vinagreta. Las patatas estaban muy ricas y la salsa no picaba demasiado.
A continuación vinieron los criollos y los sabadiegos (esta vez no estaban demasiado hechos) Todo ello regado con Marqués de Valparaíso.
A los postres dimos cuenta de unos platos de degustación de postres variados. Estaban muy ricos.

En la parte musical, se escuchó mucho valsecito peruano, muchos clásicos y alguna que otra sorpresa, como la "Morenada del Inspector Gadget"
Y bueno, más o menos eso es todo por mi parte... si alguien quiere publicar algún comentario, ya sabe...

4 comentarios:

  1. Faltó mencionar lo mucho que se echaron de menos los mejillones con salsa diablo, je, je. Y que el vino Marqués de Valparaiso ha cambiado la etiqueta y ya no trae posos, debe de ser porque acabamos con todas las botellas viejas que tenían, ;-)

    ResponderEliminar
  2. seguro que si hubieramos probado los mejillones alguno se hubiera reido mas que degustado jeje
    pero con los dulces variados creo que tuvimos bastante.
    un grupo pequeño pero bien avenido, si me coincide bien la proxima desde luego iré encantado.
    sería posible que alguien dijera alguna canción para escucharla y poder tocarla juntos en la proxima quedad, aumentariamos repertorio. seria bueno para los que nos sabemos pocas jeje, un saludo a todos

    ResponderEliminar
  3. Pues si, a mi me pasa que la mayor parte de mi repertorio es boliviano, y en las quedadas triunfa el folclore argentino, asi que la mayoría de las canciones o no las conozco, o no me las sé, que viene a ser lo mismo.
    Para la próxima a ver si hago una propuesta de un par de temas. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Tampoco se ha mencionado la presencia de la guitarra Hnos. Conde de Paco, ¡qué sonoridad! La raja de la tapa, bastante periférica, no parece afectar demasiado a su calidad.
    En cuanto al repertorio, en realidad le damos a todo (en nuestra mocedad llegamos a tocar Entre dos aguas, de Paco de Lucía a guitarra y dos quenas). Creo que hay interés por preparar una sicuriada (y por mi parte también una "quenurriada"). Vamos cortos de percusión, por ahora..., pero decid temas o me lanzo yo (amenaza velada, je, je).

    ResponderEliminar