Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

miércoles, 29 de agosto de 2012

Increíble, pero ¿cierto?

Hace muchos, muchos años que leí (no recuerdo dónde, creo que en uno de aquellos libros sobre platillos volantes en la antigüedad) que los andinos decían que sus maravillosas construcciones donde las piedras se unen en ángulos caprichosos y sin dejar el menor resquicio entre ellas habían sido ablandadas con algún líquido.



Cacharreando por ahí me encontré con esta página, donde dan por cierto que las culturas andinas -concretamente la cultura Huanka- habían llegado a dominar la técnica de desagregar la piedra mediante extractos vegetales.

No sé qué puede tener de cierto, pero por si acaso, pego aquí el link a una página que he encontrado por ahí. Es una traducción de Google. No es muy buena, pero se entiende. Para verla sólo hay que pulsar AQUÍ  

El sitio tiene buena pinta, pero no sé yo si será muy de fiar...   :o)

1 comentario:

  1. Las piedras son, prácticamente, sílice pura. Lo único que lo puede atacar es el ácido fluorhídrico. Este artículo carece de seriedad. Hacer una pared como la mostrada y sin intersticios, podría haber llevado años para hacerla. También podrían haber trabajado en ella miles de personas. Ahí está el quid de la cuestión..., les sobraba el tiempo...
    Jorge

    ResponderEliminar