Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

domingo, 2 de octubre de 2011

Ecos de la quedada de octubre

Se celebró el sábado, día 1, la quedada correspondiente al mes de octubre.
Asistieron Marián y Juan, Carba y Marisa, Manolo y Susana, Enrique, Toni -que en lugar de venir acompañado por Julia- trajo a Juan Luis (el IncaPaz). También nos acompañaron Nacho y ... ¿Pilar? (NOTA: Tengo que operarme de esto que me pasa con los nombres. Siempre se me olvidan) Bueno. Si el nombre no es Pilar, le pido perdón.

En la parte de instrumentos presentados, me tocó llevar mi última adquisición, una preciosa quena Zapata antigua, de la que estoy cada vez más contento.

Antes de cenar dimos un buen repaso a un montón de temas, mientras calentábamos. Y tiene mérito haber hecho tantas canciones, porque estuvimos mucho tiempo en la terraza charlando y disfrutando del sorprendente buen tiempo que lleva unos días instalado en Asturias.

Después de la cena continuó el desfile de canciones, tanto de clásicos como de otras de nueva incorporación (en este apartado cabe citar un "Venceremos", al más puro estilo populista setentero chileno. Moló. Son canciones para cantar a pleno pulmón...)
Hubo paraguayadas, argentinadas, las típicas andinas. Cierto es que el coro no se animó mucho, pero hicimos lo que pudimos.

A lo que hay que hacer referencia es al alias de uno de nosotros. Hay que denunciarlo públicamente: O no es Inca, o no es Paz, o no puede escribirlo todo seguido. Dice que IncaPaz... y tiene un ritmo impresionante tanto con la guitarra como con el charango. Por supuesto que no hago mención a que se sabe todos los temas y si no los sabe, los saca sobre la marcha. Es una fuerza de la Naturaleza nuestro amigo Juan Luis.

En el apartado gastronómico ya empezamos mal. ¡Sólo tenían un mágnum de "Marqués de Valparaíso! ¡A quién se le ocurre! ¡Debimos pedir el Libro de Reclamaciones!
Y luego no continuamos mucho mejor: Las patatas tres salsas, los chorizos y las costillas, dentro de lo normal, pero... la morcilla (me resisto a llamarle Matachana) dejaba -a mi juicio- bastante que desear. Lo mismo sucedía -en mi opinión- con el chimichurri, aunque ya se sabe que de gustos no hay nada escrito.
 Sí me gustó el pollo a la brasa, al que tuve que recurrir a mi pesar por prescripción facultativa (270 de colesterol...) Estaba bien hecho y jugoso.

Y bueno, no mucho más. Si alguien quiere aportar algo ya sabe que puede escribir aquí.
La próxima quedada se convocó para el día 5 de noviembre. Nos vemos...

1 comentario:

  1. che, que ganas de pegarme una vuelta por esos lados!, si el barba quiere el año que viene les chiflo y compartimos una zapada con asado criollo (tranquilos, yo amo l Musica, asi que el barba no me dio credito algunos para instrumento musical alguno, solo escucho y disfruto).
    Abrazo y gracias por la Musica

    ResponderEliminar