Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

lunes, 4 de octubre de 2010

Ecos de la quedada de octubre

Se celebró el sábado, día 2, la quedada correspondiente al mes de octubre.
Aunque al principio parecía que la gente no acababa de llegar, la asistencia fue bastante nutrida. Asistieron Juan Cánovas y Marián, Carba y Marisa, Pepín y María José, Manolo y Susana, Tino, Jose Valle (thc), Geni y el que esto suscribe. También estuvo Martino con unos amigos cuyos nombres lamento no conocer. A los postres, se nos unió José Ramón (Willy)
Por una vez, y sin que sirva de precedente, vamos a hablar de los ausentes. Nos llamó la atención que no estuvieran Toni (Incahuasi) y Julia. Luego nos enteramos de que estaban plácidamente en su casa. Tampoco estuvieron Pepe y Belén, que ya habían avisado de que les sería imposible ir. Tampoco pudo venir Paco, por muy convincentes razones. Ni estuvo Enrique
Echamos en falta a alguna gente. Hace tiempo que no sabemos nada de Enrique y María. Y nos gustaría que volvieran o, al menos, nos enviaran algún mensaje.
También hace tiempo que no vemos a Ársel ¿Qué tal, Ársel... ? ¿Todo bien? También echamos de menos a Ruphay, y a Papi y a Emilio y a Jose Peque y a... caray, ¡muchos somos....!

En el apartado de instrumentos, reseñar un quenacho que llevó Tino, muy dulce y muy difícil de tocar (tiene los agujeros separadísimos...) También lleva Tino últimamente un charango Quispe, con el que está muy contento.

Música: Para desesperación de Jose Valle, la parte musical anterior a la cena es escasa. Llegamos bastante tarde y apenas da tiempo a unos temas antes de cenar. Y Valle se pira a eso de las 10. Tranqui, Valle, que vamos hacia el invierno y cada vez llegaremos primero...

Cena: La principal novedad fueron las croquetas y que nos pusieron unas botellas "magnum" de vino... Se creían grandes, pero ¡ja! no tuvieron la menor oportunidad. Las derrotamos lo mismo...

Hay veces que estamos comilones y otras que no. El sábado fue que no. Sobraron costillas ¡Dónde se ha visto...! e incluso, criollos. Y eso que no pedimos morcillas. Ni postres
Hubo quien insinuó, pasando lista, si no tendrían algo que ver alguna falta con que sobrara comida...  Y no voy a desvelar quién lo dijo, pero parece que atinó.

En la segunda parte musical, los clásicos. Para desesperación de Marián, muy pocas que se pudieran cantar. Hay que hacer un listado de canciones para las quedadas, que incluya temas cantables, que es con los que se pasa bien. Empiezo yo:
La López Pereyra (dándole un poquito de ritmo se puede berrear a satisfacción)

A la hora de marchar, esta vez coincidimos con los empleados del Verdemar y nos fuimos todos a la vez.

Y nada más.

Saludos cordiales
Eladio
PS: EL MINISTERIO DE MÚSICA ANDINA LES RECUERDA QUE ESCRIBIR  COMENTARIOS PUEDE SER PERJUDICIAL PARA LA SALUD. NO ESCRIBAN COMENTARIOS, QUE DA CALAMBRE...

4 comentarios:

  1. Pues como dice Eladio, nosotros no pudimos asistir, por estar de mudanza compulsiva, pues debamos dejar vacío el piso para que el comprador pueda acuchillar el parquet y luego vaciar su piso, que se trata de una venta en cascada, je, je...
    Estoy esllombao, pero vamos como tiros, posiblemente esta misma tarde llevaremos los instrumentos, que los he dejado para el final, para hacer un traslado ceremonial, metódico y ultracuidadoso, para tocar un solo inaugural al llegar a casa de Belén, je, je...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Mucho mejor acompañado, hombre... ¡Dónde va a parar....!! ;0)

    ResponderEliminar
  3. hola gente! Sí que es verdad que ando un poco descolgao. Veo que andáis todos bien y que la página se ha nutrido con fantásticos reportajes de los viajes de Tino. La verdad que tengo ganas de veros y escucharos, yo no aprendí mucho más con el charango, pero sí que estoy escuchando nuevos grupos.
    abrazo
    ´rsel

    ResponderEliminar
  4. hola! sigo vivo. El verano me tira para otros lados, y el finde pasado se me casó un amigo. Entré unas cuantas veces en el blog y ya vi las andanzas de Tino y los fabulosos reportajes que deja de ellas. Muchas gracias Eladio por acordarte de mí. No he mejorado mucho con el charango, pero sí estoy escuando algunas cosas nuevas, y descubriendo algún autor de filosofía americanista. Os mando abrazoooo

    ResponderEliminar