Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

domingo, 3 de enero de 2010

Ecos de la quedada de enero

Se celebró la primera quedada de la década en el lugar y hora habituales. La asistencia no fue muy numerosa, pero nos arreglamos bien. Estuvieron: Jose Valle (thc), Tino, Marisa y Carba, Juan Cánovas y Marian, Plácido y Oliva, Toni (Incahuasi) y Julia, Manolo y Susana, Geni y el que esto suscribe.
Pero... hubo sorpresa. Nos acompañó también Pablo Chabrol un "cordobés, guitarrero y cantor" que en allá por los 70 y primeros 80 regentó "El Cóndor", un local de Cimadevilla que fue el único templo de la música sudamericana en Gijón. "Poli" -ya lo hemos dicho aquí en otras ocasiones- es un excelente recitador y "showman" capaz de mantener la atención de la audiencia y de hacerla cantar.
No digo nada de los que no vinieron, pero que sepan que se les ha puesto falta. A las tres faltas consecutivas, pagan la cena :o)
Casi al final de la velada se nos unieron Ramón (Willy, luthier), su esposa y dos acompañantes cuyos nombres lamento no conocer.

Instrumentos nuevos: No hubo.

En el plano gastronómico, el "trío infernal" (patatas semáforo, chorizos y costillas), vino acompañado por croquetas y el medio pollo asado que Pablo se había pedido (y que le comimos entre todos los buitres que estábamos por su zona)
En lo musical, dos partes. La primera, muy corta. Llegamos todos cada vez más tarde y queda poco tiempo para tocar antes de la cena. ¿Verdad, Thc?
La segunda, más amplia, tuvo un poco de todo. Hay que hacer mención de una magnífica interpretación de Carba en el bis de "Alma Guaraní" y, lógicamente, las interpretaciones de Pablo en clave argentina, con su tradicional calidad. Las tradicionales canciones obscenas y procaces tuvieron su lugar no al final, según es costumbre, sino en un apartado propio.

La hora de la partida fue inusualmente temprana. Nos apagaron las luces a eso de la una y cuarto. Se ve que con el cuento de estas fiestas la gente andaba un poco estragada y el Verdemar se quedó vacío enseguida y -claro- ellos no tenían ninguna gana de quedarse hasta tarde. Esperemos que en próximas ocasiones podamos estar hasta un poquito más tarde.
Como sabéis, yo no bajé por allí... ¿Estaba puesto el control de los municipales en el Piles??

Y por mi parte, nada más. Hasta la próxima que toca, si no hay novedad, el 6 de febrero.

Recordad: No escribáis comentarios que el teclado da "calambres"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada