Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

domingo, 6 de septiembre de 2009

Ecos de la quedada de septiembre

Se celebró el sábado, día 5, la quedada correspondiente al mes de septiembre.
Para comenzar, recibimos una desagradable sorpresa: No nos abrían la galería en la que nos ubicamos habitualmente. Al parecer, tenían pocos camareros y no querían ocuparse de esas mesas, para concentrarse en las del comedor. Hacia el comedor nos desplazamos, pues.
Y allí empezó a llegar gente y más gente, hasta que aquello parecía el camarote de los hermanos Marx, con los camareros extendiendo la mesa una y otra vez. Al final, la alineación quedó formada por los siguientes:
Pepe, "El zamorano" y Belén; Toni (Incahuasi) y Julia; Manolo y Susana; Enrique y María; Plácido y Oliva; Marían, Carba, Tino y Geni y el que esto suscribe. También tuvimos una agradable sorpresa, como fue la llegada de Charo y José Luis Sésar "El Peque", antiguo integrante de "Tacuara" y "Tiahuanaco", míticos grupos de la prehistoria gijonesa. Se fueron enseguida, pero su visita fue emocionante.

En cuanto a los instrumentos, Pepe presentó una "familia" de de moseños, algunos de ellos verdaderamente impresionantes por su tamaño y su sonoridad. Tino también presentó unos cuantos instrumentos que trajo de su reciente viaje al Perú, algunos de ellos muy interesantes, como el "tablasicu". Por mi parte también llevé una guitarra "Vicente Carrillo" que recientemente adquirí por internet. Estoy muy contento con ella. No obstante, este apartado se vio deslucido por estar ubicados en el comedor, lo que restaba movilidad.

En el apartado gastronómico, reseñar -como novedad más importante- que la salsa de los mejillones no estaba demasiado picante.

En la parte musical, atacamos con ímpetu "Run run se fue pa'l norte", y éste se defendió con brío. Siguen puesto los deberes para próximas quedadas. Por lo demás, interpretaciones conocidas de grandes clásicos, algunos de los cuales fueron aplaudidos por el resto de los usuarios del comedor. En la parte musical de después de la cena, se sumó "El Peque" con el charango. Esperemos que participe en próximas quedadas.
Uno de los camareros nos preguntaba si no sabíamos cosas de aquí, como las aclamadas "Gijón del alma" y "Pescadores" al decirle que no, se mostró decepcionado y preguntaba que dónque quedaba entonces "lo de la tierra". Así que ya sabéis: para la próxima quedada hay que ensayar esas y, ya puestos, esa otra tan bonita que dice: "¿Qué tien esta sidrina que sabe tan bien...?"

Al final la cosa musical se desmadró un poco y se pasó a las canciones humorísticas y procaces.

Y, por mi parte, nada más. Si alguien quiere escribir un comentario, será bien recibido...

1 comentario:

  1. Pues la verdad es que ésta quedada fué de las buenas, mucha gente y mucha participación; de hecho, hubo algún momento de entusismo desatado que pensé que iba a poner en peligro al colectivo del resto de usuarios del comedor, je, je... Particularmente, me gustó muchísimo el tocar varias quenas a la vez con una afinación mucho más que aceptable, que en el caso de las quenas de Toni y mía llegaba hasta lo más agudo, sin ningún zimbreo molesto ni nada parecido; un "gozor"!. También particularmente, me halagó mucho el aprecio que el grupo mostró por el sonido de mi semitoyo, lo cual me motiva a practicar más e ir cogiendo caja ( torácica )para intentar complacer a la concurrencia. Un saludo.

    ResponderEliminar