PRÓXIMA QUEDADA: 9 DE SEPTIEMBRE

lunes, 15 de mayo de 2017

Ecos de la quedada de mayo de 2017

Se celebró el sábado, día 13, la quedada correspondiente al mes de mayo de 2017.

Antes de la cena hubo algunos leves escarceos musicales que disminuyeron a medida que nos íbamos sentando.

La cena... con algunas novedades: Langostinos al ajillo (los mejillones están, al parecer, desovando) Navajas...voy a explayarme, ya que la culpa del pequeño desastre fue mía: Es frecuente que en los restaurantes pasen mucho de punto las navajas, de forma que quedan entre duras y correosas. De ahí que se me ocurriera la brillante idea de pedir al menos una de las raciones poco hecha. Como esto del poco y mucho son términos relativos, las navajas (al menos una de las raciones) vinieron demasiado poco hechas, a juicio de varios de los comensales. Lamentándolo mucho, tuve que hacer el esfuerzo de comérmelas yo... ¡Qué cosas!

Por otro lado, en medio de una fuerte polémica entre los partidarios del "sin" y los del "con", al final terminamos pidiendo dos tortillas; una SIN cebolla (Partidarias: Carmen y Pilar) y la otra CON cebolla (Partidarios: El resto del mundo). Ambas tortillas terminaron desapareciendo en nuestras fauces inmisericordes.
Quedaron para el final unos excelentes chipirones a la plancha (idea de "Peli", que los pidió en esta elaboración)
Todo ello regado con sidra, cerveza con limón y el aceptable BASAGOITI que vino, como otras veces, a reemplazar al habitual CHITÓN.

A los postres esperaba una pequeña decepción: No había tarta de nuez, la preferida por la mayoría de los comensales. Salimos del paso con una preparación con tartas de almendra y avellana, que no estuvo mal.

Empezaba la movidilla musical cuando vemos que nuestro "Peli" entró, demudada la color, diciendo que había cerrado el coche.... con las llaves dentro. Por más que intentaron convencerlo, por la razón y la fuerza, el vehículo, como buen alemán se mantuvo tozudo sin dar su brazo a torcer y demostrando lo difícil que es abrir uno de estos coches de la estrellita de tres puntas. Por lo que sabemos, al día siguiente hubo más suerte y se pudo abrir.

En cuanto a la música... bueno... contábamos con Juan Quena (acompañado de Elena) y esto es garantía de escuchar esos temas que sólo él puede interpretar mejor que el mismísimo Facio Santillán, en especial los preciosistas temas de la música paraguaya.
En el nivel de los mortales, hicimos un poco de todo, guiados por ese "juke box" que es Pablo Gonzalvo, secundado por Juan Luis.

También tuvimos el placer de contar con la presencia de Chema, que complementó a THC en sikus y bombo en muchos temas andinos.

A eso de las dos.... cada mochuelo a su olivo


3 comentarios:

  1. Lástima la tozudez del cabrón del coche germano, entorpeció sobremanera el latrocinio musical que habíamos planeado minuciosamente.
    Es de agradecer la presencia de Juan y Elena, es jugar en otra liga, lo que hace con el viento es mágico. Mención especial para la ausencia de Pepe y Belén (se os echa de menos) ahora con las responsabilidades paternas lo tienen mucho más complicado.
    La cena, a saber, estupenda, como siempre: la única disensión el tema de la cebolla, aunque he de reconocer que la que no llevaba cebolla estaba muy buena, quizás la otra quedó algo untuosa, perooooooooo, como tenemos todos boca de fraile no quedaron ni los restos.
    El resto de la cena impecable aunque no soy muy "navajero" las prefiero a otras torturas como puedan ser la morcilla o los oricios (sí, soy algo maniático con la comida, son cosas de ricos) ;-)
    En el apartado musical hubo alternancias y algunas cosillas quedaron bastante dignas, las otras rozando la excelencia (si no nos animamos nosotros....)
    Es de agradecer la presencia de Pablo, el cual me sorprendió con una interpretación de "La vieja" con un tempo perfecto (este chaval promete, cuando cumpla 65 años va a ser un fiera) en realidad es de agradecer la presencia de todos y cada uno. Un escueto recuerdo para Geni que andaba algo pachucha, espero te recuperes prontamente.
    Debido a los efluvios del Basagoiti (el vasco cabrón ese) se me ocurrió utilizar el conjuro de Los Incas para ayudar en la apertura del tozudo teutón, pero en un momento de lucidez, recordé el precioso tema de "Abra la puerta" (yo la titulo así ¿vale?) con la certeza de que surtiría efecto en el Mercedes (igual debo dejar la medicación, jajajajajaja)
    Por último y de la forma más fina y educada que pueda CAGARME EN SAN CUCUFATO y sus puñeteros milagros.
    Lo de los palos del bombo es digno de estudio por parte de Chema y que flete una expedición que descifre la maldición gitana que tienen los esquivos palitos.
    Pues más o menos así transcurrió la velada (pa' habernos matao)

    ResponderEliminar
  2. Caramba, en dos años es la segunda vez que solicito una tortilla SIN, junto a mi comadre Pilar y algún otro que soslayadamente se apuntó. Divina, la cebolla es lo más: usadla sin moderación incluso como limpiametales. Indudablemente la mejor forma de aprovechar sus beneficios es tomarla CRUDA. Así estimula el funcionamiento de la vesícula, hígado, páncreas y mejora la actividad digestiva. Añadid unos aros de cebolla en las infusiones y en los cafés para aquellos que no toman gin tonic, por cierto, también muy recomendable: un granjero de Wichita, cuando se pasó del cubalibre al gin tonic curó por completo su avanzada alopecia. :-D
    En el apartado musical, fue un placer escuchar de nuevo a Juan Carlos a la quena. Hacía demasiado tiempo que no aparecía por las quedadas. ¡Que no se repita ausencia tan prolongada! Los demás, yo creo que un poco flojitos, con alguna excepción. Y conste que me pareció raro, pues suele suceder todo lo contrario. Brindamos por Les Luthiers...¡Y no cantamos Añoralgias! Pecadores...

    ResponderEliminar
  3. Tortilles sin... tortilles con... Navayes crudes, sin ton nin son. No hay tarta nueces, mecago'n roooss¡ Un "haiga" neciu, que allá quedó... Y Carmen quería cantar añoralgies, pa qué? Si talmente paez que les llevabamos puestes, y lo que nos llevamos puesto fueron los papeles de albal. Pa nosotros fué un retornu estupendu, y ahora espero una próxima quedada al aire libre, como el ínclito THC dejó caer d'aquella manera.

    ResponderEliminar