PRÓXIMA QUEDADA: 12 DE AGOSTO

domingo, 12 de febrero de 2017

Ecos de la quedada de febrero de 2017

Se celebró el sábado, día 11, la quedada correspondiente al mes de febrero de 2017

Antes de la cena hubo poca actividad musical, así que pasamos rápidamente al relato del ágape.

Nuestro amigo Jose nos recomendó los mejillones, recién llegados de la gallega "Costa da Morte" y a fe que la recomendación era justa. Frescos, riquísimos y excelentemente cocidos en su punto. Se le olvidó ponernos la vinagreta, pero no parece que nadie la haya echado de menos.
El pollo al ajillo, jugoso y crujiente, los chipirones y las siempre estimables gambas al ajillo acompañaron a los simpáticos moluscos bivalvos.
Todo ello regado con el rico "Basagoiti" y culminado por las distintas tartas de nuez y de almendra y unos ricos "Huesos de San Expedito" con que nos obsequiaron.

La cena estuvo amenizada en buena medida por los relatos de "Ayawasca" relativos a sus andanzas cuando niño por tierras zamoranas, los singulares acontecimientos en que se vio envuelto... y de cómo se desenvolvió. Desplegó ante nosotros un muestrario de travesuras*, de muchas de las cuales guarda imborrables recuerdos... en forma de cicatrices varias.
Sus relatos fueron muy celebrados por Carmen, Pilar y Geni, que ocupaban las posiciones más próximas a la de Pepe.

En el plano musical, pintaban sikuris. La alineación: Chema, Peli, Ayawasca y Tiahuanaco era propicia para ello. Como de costumbre, sonaron los grandes clásicos del género y algunas piezas que hacían su aparición por primera vez. Todo ello estuvo excelentemente acompañado por la sonora guitarra de Juan Luis y los torpes esfuerzos con el charango de quien esto escribe.

La parte lírica recayó una vez más en Carmen, que sigue en su lucha con los tonos "asquerosos" en que se mueven los temas que solemos tocar.

Agradeciendo la pericia y la profesionalidad de Jose, Marino, Blanca y todo el personal de "La Posada Blanca" (y su rocosa capacidad de aguante...) nos fuimos dispersando a eso de las dos y pico de la mañana.


* He estado buscando en Internet la versión que hicieron los Simpson y no la he encontrado. Sigo buscando

3 comentarios:

  1. Qué lástima la poca participación en este blog, con el tiempo y el esfuerzo que Eladio le dedica y lo poco que aportamos los demás.
    No sé si fue la luna llena o el empacho de canelones, pero no estaba muy "católico" en la quedada, o quizás fue una semana complicada y llegaba cansado.
    De la cena no opino nada puesto que no tenía ningún apetito, pero por los comentarios, estuvo estupendo (como siempre en La Posada).
    Siempre incide Eladio en la estupenda atención con que nos obsequian Jose, Marino y Blanca, nunca será bastante la alabanza: estamos como en casa y con todo lujo de detalles.
    Los huesos de san Expedito fueron un desayuno al siguiente día de lujo, la mejor definición sería "ñam,ñam,ñam"
    En el apartado musical fue un torrente de temas, el viento fue un digno adversario (no se puede con tantos) cuando uno amagaba con cansarse le relevaba otro con la misma pasión, y si esto no era suficiente, en ocasiones se aliaban entre ellos.
    Así pues el "trabajo" de Eladio y mío a las cuerdas fue intenso, personalmente me desquité todo lo que pude con la "sonora" guitarra... y siendo como soy de bruto, le exprimí casi todo el volumen de que era "incapaz" (creo que soy demasiado ruidoso, pero no tengo remedio)
    El torrente de canciones era continuo, que es como debe ser.
    Sería "urgente" la participación de algún "cordófono" mas para contrarrestar tanto viento (quizás sería bueno sacarlos a todos con un velero, en dos días dábamos la vuelta al mundo)
    En resumen y por orden en la mesa: Jose Luis (el Peli), Pilar, Carmen, Chema F., Jose Valle, Pepe "Z", Geni y Eladio, aportaron todo lo necesario para una grata velada.... condimentada, eso sí, por las geniales gamberradas de Pepe en su niñez, y pensar que tiene cara de bueno, jajajaja.
    Un pequeño tirón de orejas para aquellos miembros que leen los mensajes de teléfono pero ni siquiera contestan.

    ResponderEliminar
  2. Poco que añadir: me he reído lo mío recordando cosas de la niñez y he disfrutado como siempre de la música y de vuestra compañía. No estaba muy católico nuestro Inca, cierto es, pero no da una guerra por perdida jamás y allí estaba, como Blas de Lezo (si, lo digo por lo del brazo, qué pasa, todos sabemos que tienes uno de repuesto).
    En cuanto a la participación en el blog, bueno...he conocido tiempos mejores (siempre fui una de sus lectoras y he aprendido cosas aquí y sigo haciéndolo) PERO HE CONOCIDO TAMBIÉN TIEMPOS PEORES. No sé, habrá quien no sepa qué escribir, quien no tenga mucho tiempo...en fin, cada uno tendrá sus razones. Yo os animo, desde luego, pues un blog se alimenta de eso, de las aportaciones de todos.
    Por cierto, no sé si os fijásteis, pero hay por ahí alguna entrada antigua con comentarios nuevos...


    ResponderEliminar
  3. Pues par la próxima quedada, y ahora que ya pude escuchar el disco de Jacha Uru, que os confirmo que lo tenía, y que casi no lo recordaba. Lo encontré entre mis incunables. De hecho, me las sé casi todas con mi extraño repertorio. Y como prueba el famoso takirari que toco y que decía que no sabía de donde lo había sacado, y mira donde estaba la famosa Elenita... Asi que ya sabeis, si os las vais preparando, y las voy repasando, je, je...

    ResponderEliminar