Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

domingo, 8 de mayo de 2016

ECO DE LA QUEDADA DE MAYO



Se celebró la quedada correspondiente al mes de mayo. La asistencia en esta ocasión fue grande, llegando a reunirnos diez personas.

Como habíamos adelantado por el WhatsApp, por diferentes motivos no logramos llegar a la cena bastantes de nosotros por lo que en este punto, lamento no poder dar referencia de ella. Quizás lo haga algún otro miembro del Ayllu. En cualquier caso, puedo imaginar que haya sido estupenda, como siempre. Gracias, amigos de la Posada Blanca.

En cuanto a la música que nos une…en fin…fue una noche fantástica de nuevo. Yo me lo pasé pipa. Por cierto, que las aportaciones musicales siempre son de todo el conjunto de miembros activos, como no podía ser de otra manera, ya que independientemente de la enorme e incuestionable calidad de alguno de ellos, todos los presentes disponen sus instrumentos para la batalla: han fallecido algunas canciones, si, pero su fusilamiento fue tan bonito…

Se escucharon zambas, chacareras y tangos de la mano de Pablo Chabrol al que acompañamos con nuestras voces e instrumentos y allí se desgranaron grandes clásicos de la música sudamericana. 
Por supuesto, mi querido Frente Andino de Liberación no se quedó atrás, así que el partido en esta ocasión quedó en empate. Anda, eso si, algo pachucho Pepe, nuestro compresor, que ya tiene a buen recaudo el disco solicitado. Que lo disfrutes, amigo.

Pero hubo más. No nos olvidemos que vivimos en una aldea poblada por irreductibles asturianos que resisten siempre al invasor. Y quizás por eso, a una rubia que andaba por allí, le dio por plantarse con un par de vaqueiras de esas que hacen temblar el suelo. Y digo yo (y no digo ná) que pa estas cosas, va a ser mejor que nos habiliten el sótano del restaurante. No sé. Por si acaso. En Almería aún se preguntan qué pasó.

Gracias Jorge, por tu música y tu agradable compañía. Sé que estabas pachucho. Gracias también a Graciela, compañera de música y de risas.

De allí nos fuimos a las 02.30h. de la mañana. Subiré alguna foto cuando me reponga. Y no digo más. Que lo cuenten otros. Repartamos el saludable trabajo de escribir en este blog y seamos cómplices activos de la aventura.

4 comentarios:

  1. Pues si, queridinos,Viva la MÚSICA, así con mayúscules.sin parafernalia,sin periféricos,sin maldá alguna,por el puru placer de la hermosura,que reside,sin ninguna duda,en el folklore de los pueblos, y n'el alma d'aquellos que pueblu nos sentimos. Mecago'n mi máquina,que bien lo pasamos y cuantu nos reímos.Ahora la próxima,espero que sea con los incas,lleguen el viernes,y paez ser que d. Xurde,vien neciu con lo de'nsayar,ya vos diremos contando.

    ResponderEliminar
  2. Una pena no haber estado un poco más ágil para sacar una foto, la de un grupo de tres niñas, sentadas discretamente con su madre en una mesa detrás del combo andino, y que estaban escuchando fascinadas la música. Pienso que probablemente era la primera vez que lo escuchaban, no abunda el folclore sudamericano por estas latitudes. Y folclore tan bueno, tan auténtico. Enhorabuena a Pablo Chabrol (qué gusto escucharte), a Juan Carlos, a Juan Luis, a Elena, a Carmen, a los "pepes" de los vientos y las percusiones. Mucho arte, mucho. Bendita música, sobran las palabras.

    ResponderEliminar
  3. Bien, creo que es de justicia dedicar un apartado al capítulo de la cena: Impresionante; Belén tomó las riendas y apostó por unas gambas al ajillo y croquetas, yo me decidí por pedir unas costillas al ajillo.
    Todo rico, rico, rico, pero capítulo aparte las gambas (si llegan a venir tres toneladas, caen seguro) Algo de variedad respecto a las manidas tortillas, chipirones, pollo, etc, que no por estar excelentes, las gambas las dejaron "huérfanas".
    El servicio de la Posada, cada vez mejor, atentos hasta el más nimio detalle, atención impecable y buenas recomendaciones ante nuestras dudas en cuanto a comandas y cantidad.
    El capítulo musical.... Debo hablar seriamente con el sindicato por explotación laboral (no me disteis casi tregua) menos mal que el Poli echó un capote y algo de solaz en mi maltrecho brazo (uno está mayor)
    El ambiente fue muy divertido y las risas estuvieron a la orden de la "noche".
    También, para sucesivas ocasiones, sería de considerar la apreciación de José del Valle de retrasar la convocatoria a partir del día 10 (así nos puede invitar a todos)
    Pues nada, nos vemos en el concierto de Los Incas, con ese señor tan agradable y gentil que es Jorge Milchberg.

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que nos costó arrancar, pero luego fué imparable. Por dar rienda suelta a ese gusto taannn español de poner pegas, faltaron guitarras, sólo había una!, de ahí la sobre-explotación del charanguista.
    Y me sumo a la demanda de hacer fijo de plantilla al plato de las gambas al ajillo, en dos palabras: im-presionantes.
    Y una vez más, la Fiesta de San Benito, que temazo!...

    ResponderEliminar