Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

domingo, 13 de abril de 2014

Ecos de la juntada de abril de 2014

Se celebró ayer, día 12, la juntada correspondiente al mes de abril de 2014 Asistieron: Marian y Juan, Marisa y Carba, Enrique, Geni y el que esto suscribe (o sea, yo). 

Como estrella invitada contábamos con el nunca bien ponderado "Poli" Chabrol: Para navegantes poco experimentados, "Poli" es la abreviatura cariñosa de "Polito", que es el diminutivo de "Paul", porque él se llama Pablo... clarísimo, ¿no...? (No vaya a ser que alguien pueda pensar que "El Poli" tiene algo que ver con la "cana") 

 El Poli se nos presentó envuelto en un hermoso poncho salteño, de color Sangre de Toro, que agrandaba aún más su figura (y mira que es grande de figura...) 
Como no podía ser de otra manera, todo el repertorio de la noche se decantó hacia el lado de la música argentina. Zambas, chacareras, cuecas... todos los clásicos del género. 
Y luego, hasta tangos y valses hubo. 
Todo sazonado con ese buen hacer tan cordobesonón que el Poli despliega. Hubo guiños a su tierra ("De Alberdi", del querido Chango Rodríguez) y muchas litoraleñas. En cuanto a los tangos, destacar esas dos piezas maestras que son: "Cambalache" y "Yira, yira" y luego otros que sólo los conoce el Poli... 

 Durante la cena, el Poli y el "Dotor", Don Enrique, desplegaron sus dotes de polemistas... momento que aprovechamos los demás para dejar limpias las bandejas... Por cierto que el Dotor Don Enrique se destapó haciendo las segundas voces al Poli con mucha calidad. 

 La cena... sota, caballo y rey: Patatas semáforo, chipirones afogaos, Costillas al ajillo y croquetas. En la línea habitual. Del vino, ni hablar: ¡Chitón!! 

 Un detalle que no solemos mencionar son los pinchos. Así a modo de broma, había de pincho unos mejillones al vapor como yo no recuerdo haber comido tan ricos desde mi más tierna infancia. Un sabor extraordinario a mar. Al parecer, habían sido pescados en la Costa da Morte (y no, no sabían a galipote del Prestige) Extraordinarios. Y con sidra, más... 

 También estuvieron bien unos pinchinos de "pantumaca" 


 Y.... de fútbol mejor ni hablamos... ¿Vale? Sólo decir que es falso eso de que algunos barcelonistas mirábamos la tele hasta que acabó el partido. En realidad sólo queríamos asegurarnos de que no fuera a marcharse la luz... y no, no se marchó... ni tampoco empatamos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada