Próxima quedada: 18 de diciembre (en principio)

miércoles, 8 de junio de 2011

Ecos de la quedada del 4 de junio

Dedicado a Paco "el de León"

Animados por la disposición a la asistencia expresada en varios mensajes del minichat, nos acercamos por el Verdemar hacia las nueve. Poco antes me había llamado Paco desde León porque le estaba matando el síndrome de abstinencia musical y se planteaba venir, pero no tenía claro si se iba a encontrar a alguien, ya que nadie había confirmado realmente que fuera a acudir, quedaba todo condicionado a que "hubiera gente". Así que allí llegamos... y no había nadie del ayllu. Pero mientras pensábamos si quedar a tomar el fresco y alguna cosa más sólida, ¿es un pájaro?, ¿es un avión?, ¡no!, es el coche en el que llegan Giovanna y Tino. Ya teníamos una guitarra y un charanguito; Tino también trajo una quena de madera con bisel de hueso, de manufactura peruana. Poco después se nos unieron Marián y Juan, que completaron toda la asistencia a esta quedada no anunciada, pero sí "bastante amenazada".

Comenzamos tocando en el exterior, para deleite del respetable, que lo agradeció. Fueron saliendo algunos valsecitos limeños, un par de chacareras, varias zambas, un par de chunguinadas y huaynitos, repasamos con cierta dificultad "El diablo suelto" y, sobre todo, abordamos el repertorio de la letra "i", lo "inventado" e "improvisado", hasta el punto de no recordar la composición original en algún momento.

En cuanto al menú, cambio brutal. El encargado hizo amago de sacarnos una botella magnum de Marqués de Valparaíso, ¡no las tenían más pequeñas!, pero optamos por un Protos (Ribera del Duero), que acompañó a unos entremeses calientes y una parrillada de carnes.

Hacia la una, tras aquella cascada de arpegios, vertiginosas escalas y acordes incompletos, nos retiramos a nuestros aposentos, hasta la próxima ocasión (... si alguien da el primer paso, je, je).

¡Jikisinkama!

1 comentario:

  1. Muchas gracias por la crónica. Esperemos que para próximas ocasiones se consolide el cambio de menú. El primer sábado de julio es el día 2. ¿Nos damos por convocados?

    ResponderEliminar